Saltear al contenido principal

30 millones de refugiados climáticos para las próximas décadas

/ En los medios

ElTiempoen.es /

La insistencia con respecto al calentamiento global por parte de los expertos, tiene como causa la necesidad de concientizar a la población mundial con respecto a las consecuencias que podría tener para el estilo de vida de todas y cada una de las sociedades una circunstancia crítica dentro del cambio climático, generando no solo transformaciones radicales dentro de los ecosistemas sino también afectando a cientos de millones de habitantes de la tierra y cambiando toda la forma de vida humana.

Pensar que la humanidad en algún momento no tendrá que pagar las consecuencias ante la ineficacia política a la hora de tomar decisiones ecosustentables es pecar de exceso de positivismo, por el contrario es factible que en algún momento los más niños de hoy puedan llegar a vivir en algún momento de su vida situaciones extremadamente radicales en lo que se refiere a fenómenos meteorológicos, producto principalmente de la contaminación mantenida y excesiva de más de 200 años de antigüedad, así como también de todos los años en que la humanidad tardó en darse cuenta de lo que estábamos viviendo y de las décadas que se lleva esperando que las naciones del mundo tomen políticas ambientales serias.

Uno de los factores que más alarma es que las regiones de la humanidad que más se están viendo afectadas son las más pobres, un gigante ejemplo de esta tendencia es lo que se está viviendo en la mayoría de los países de África, la pregunta que debería hacerse la humanidad es que sí es justo con pobladores y sociedades que poco o nada han tenido que ver con la emisión de gases de manera desenfrenada sean los que más sufran los comienzos del calentamiento global y por ende las sequías e inundaciones, la pérdida de sus cosechas y el ganado muriendo por las mismas razones que sus habitantes.

Las cifras son impresionantes, ya que se estima que en el 2014 19,5 millones de personas tuvieron que huir de sus hogares por episodios relacionados con catástrofes ambientales, principalmente inundaciones y huracanes, aunque también hay un porcentaje importante de esta cifra que se debe a lugares en donde literalmente perdieron todo por las sequías, en muchos casos no solo vieron morir sus cosechas y a los animales de los que vivían sino también a los niños y ancianos, que la desnutrición y deshidratación no los dejaron sobrevivir.

Para que se analice el panorama con más claridad en el lago Chad, frontera natural entre Níger, Nigeria, Camerún y Chad, en los últimos 50 años ha perdido cerca del 85% de su superficie, un drama para las más de veinte y dos millones de personas que viven en su cuenca, quienes cada vez sufren más por conseguir agua y mucho más si se desea potable y apta para el consumo humano, algo que representa una odisea diaria para muchos de sus habitantes.

Por el momento hay una situación aún más crítica para estos pobladores, es que en el tratado de Ginebra no están contemplados como refugiados políticos, por lo que no tienen un nivel de respaldo gubernamental como los refugiados de las guerras por poner un solo ejemplo de los que tienen la protección dentro de las naciones, dejando a los otros no solo expuestos en sus hogares sino también sin tener sustento alguno dentro de la jurisdicción internacional.

Por el momento las cifras y los movimientos poblaciones están más centrados en las guerras y las crisis económicas que en el clima, pero no deja de ser un flagelo silencioso para millones de personas que se ven obligadas a dejar sus hogares para comenzar un viacrucis sin ningún rumbo específico, ya que al no ser consideradas como refugiados no tienen ningún tipo de privilegio en el momento de emigrar hacia algún otro país, por lo que pueden quedar literalmente en el limbo, dejando a la suerte la posibilidad de poder volver a comenzar una vida digna en algún lugar del mundo.

Por ahora las cifras de refugiados ambientales no solo dependen de ONG y algunas otras instituciones privadas, sino que el concepto como tal no les sirve a las víctimas del cambio climático ya que no tienen jurisprudencia internacional, por lo que hasta tanto serán solo personas que decidieron emigrar.

Leer noticia completa


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba