Cambio climático, desplazamiento forzado, paz y seguridad: Acciones de la administración de Biden que garantizan los derechos

Autor: Amali Tower

Fecha: marzo 2021
Extensión: pdf
Idioma: English

El 4 de febrero, el presidente Biden emitió una Orden Ejecutiva sobre refugiados, incluyendo la planificación para el impacto del cambio climático en la migración. El presidente solicitó un informe interinstitucional dentro de los próximos 180 días, con el deseo de comprender mejor: las implicaciones de seguridad de la migración relacionada con el clima; opciones de protección y reasentamiento de personas desplazadas directa o indirectamente; mecanismos para identificar y derivar a dichas personas; propuestas sobre cómo los hallazgos deberían afectar la ayuda exterior de Estados Unidos ; y oportunidades para trabajar en colaboración con estados, organizaciones internacionales, ONG y otros.

La falta de un mecanismo de gobernanza global sigue siendo el principal impedimento para soluciones efectivas a corto y largo plazo, pero su ausencia ya no es una excusa para la inacción política. La Convención de Refugiados de 1951 ofrece protección a quienes huyen de un conflicto y enfrentan persecución por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un grupo social en particular u opinión política, cuando sus estados no pueden o no quieren protegerlos. Con los desafíos que atribuyen el cambio climático como causa y las lagunas legales que no abordan la línea no tan clara entre los movimientos voluntarios y forzados en el contexto del cambio climático, es necesario comprender mejor los factores complejos y multicausal de la migración forzada, así como sus efectos desproporcionados en entornos frágiles.