Mass displacement and the challenge for urban resilience

Este documento de trabajo examina todas las formas de migración y evalúa su impacto sobre las ciudades. En lo relativo al tema que nos afecta, las migraciones climáticas, llama la atención sobre el hecho de que el número de personas desplazadas por desastres cada año fluctúa significativamente: en 2015 se contaron 19,2 millones de personas desplazadas por desastres mientras que esta cifra era de 16,7 millones en 2009 y de 42,3 millones en 2010 (IDMC, 2016).

Recuerda que Asia meridional, Asia oriental y el Pacífico dominan rutinariamente estas estadísticas (IDMC, 2016) y advierte de que, como la mayoría de los desplazamientos están relacionados con la meteorología, es muy probable que estas cifras aumenten como resultado del cambio climático y de una mayor exposición y vulnerabilidad (IPCC, 2012).

También destaca que las personas que huyen de desastres naturales realizan en sus desplazamientos distancias más cortas que las afectadas por conflictos y persecución, y generalmente regresan a sus hogares más rápidamente (IDMC, 2016).

Muy importante: explica que cada vez hay más consenso acerca de que los campamentos para personas desplazadas tienen impactos negativos a largo plazo tanto para los desplazados como para las comunidades de destino porque limitan la capacidad de las personas desplazadas a tomar decisiones sobre sus vidas, les hacen dependientes, distorsionan las economías locales y la inversión en levantarlos y mantenerlos se pierde cuando regresan a sus casas.

Autor: Amy Kirbyshire, Emily Wilkinson, Virginie Le Masson y Pandora Batra

Fecha: Enero 2017

Extensión: 24 páginas

Disponible en: Inglés

Descargar documento