Saltear al contenido principal

Refugiados climáticos: un vacío legal

Parte de la estimación que hizo el ex Secretario General de la Asamblea General de la ONU Ban Ki Moon en una conferencia de prensa en abril de 2016 de que se espera que el mundo tenga más de 50 millones de refugiados para 2020.

El autor explica que la naturaleza del fenómeno de los refugiados, que toma importancia sobre todo a partir de la Segunda Guerra Mundial, ha cambiado con la aparición del cambio climático. El refugiado ya no tiene por qué estar perseguido por su país de origen, como recoge la Convención de Refugiados para ser reconocido como tal, sino que ahora han aparecido en escena los refugiados ambientales.

¿Cómo protegerlos? Este artículo hace un análisis de los argumentos que se pueden utilizar por países afectados severamente por el cambio climático para emprender decisiones que alivien la situación de su población, como el caso de Kiribati, así como por países de recepción de migantes. Argumentos que tratan el problema tanto desde el punto de vista de la soberanía, como desde el de la defensa o los derechos humanos.

Asimismo, propone remedios para un mecanismo adecuado. Antes de todo, advierte de que es necesario manejar con dinamismo el concepto de refugiado y que sobre todo los Estados deben aceptar a las personas que se desplazan por razones ambientales con el interés de defender los principios básicos de los derechos humanos, si bien reconoce que el término refugiado no está exento de “lagunas” cuando hay que tratar el tema desde el punto de vista ambiental o climático.

Por ello, acto seguido repasa las distintas soluciones alternativas que se han propuesto a lo largo de los últimos años: configuración de iniciativas similares a Nansen; reorientación de la definición de refugiado; resolución de la dicotomía entre desastres naturales inducidos por el hombre y por la  naturaleza o formación de alianzas.

Autor: Swapnil Tripathi

Fecha: 2017

Extensión: 12 páginas

Disponible en: Inglés

Descargar documento

Volver arriba