Saltear al contenido principal

El drama de los desplazados golpea más a los niños

/ En los medios

La Nación /

Millones de personas se encuentran en grave riesgo debido a migraciones catastróficas. Hay más de 65 millones de seres humanos forzados a desplazarse en todo el mundo -el equivalente a todos los hombres, mujeres y niños de Bélgica, Grecia, República Dominicana, Austria, Suiza, El Salvador, Dinamarca y Costa Rica- que recogen aterrorizados sus magras posesiones y escapan hacia lo desconocido

Tres factores críticos delinean un nuevo mapa migratorio global: el cambio climático, la fuga de aquellos Estados que, por diferentes razones, no logran alcanzar el bien común, y el rostro juvenil de los que migran para sobrevivir.

Hoy, uno de cada 200 niños es un refugiado. En 2015 28 millones de niños en el mundo fueron desplazados forzosos.

En primer lugar, los trastornos climáticos son obra del hombre, propia del Antropoceno. El planeta hoy tiene “fiebre climática” provocada principalmente por la emisión de dióxido de carbono. En 2015, los trastornos climáticos y fenómenos geofísicos desplazaron a más de 19 millones de seres humanos de sus hogares. En la última década son más de 200 millones los desplazados por catástrofes naturales y climáticas. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), ha predicho que el cambio climático se convertirá en “el mayor propulsor de desplazamientos, tanto al interior como a través de las fronteras”. Hay soluciones para detener el proceso de calentamiento, pero aún es difícil implementarlas debido a intereses económicos y políticos.

Entre las poblaciones más vulnerables se encuentran aquellas que han debido abandonar sus hogares en Estados sin capacidad institucional. En Siria, más de 6,6 millones de personas fueron desplazadas internamente, lejos de la atención de los medios y del alcance de las agencias humanitarias. En 2015, tres países, Siria, Irak y Yemen, han sumado más de la mitad de todas las personas desplazadas internamente. De la misma manera, más de la mitad de los refugiados bajo el mandato de la Acnur, son originarios de tres Estados: Siria, Afganistán y Somalía.

Debemos tener en cuenta el problema desgarrador de los niños. Por primera vez en la historia, la mitad de los refugiados bajo mandato de la Acnur son niños. Hoy, uno de cada 200 niños es un refugiado. En 2015 28 millones de niños en el mundo fueron desplazados forzosos. Otros 20 millones son inmigrantes internacionales. El año pasado se registró un número record de niños no acompañados o separados con 98.400 solicitudes de asilo, principalmente afganos, eritreos, sirios y somalíes, alojados en 78 países, el mayor número de casos jamás registrado. Europa fue testigo de un dramático aumento del número de niños y jóvenes, incluidos los niños no acompañados, procedentes de Oriente Medio, del Norte de África y África subsahariana y de Asia meridional. Más del 30 por ciento de las llegadas marítimas a Europa desde octubre de 2015 eran de niños. Para algunas nacionalidades, incluidos los afganos y eritreos, los niños constituyeron la mayoría de los solicitantes de asilo.

Todos los organismos internacionales pertinentes deben comprometerse a revertir el cambio climático, una de las principales causas de desplazamientos por catástrofes

Los niños son la cara más dolorosa de los desplazados. En este contexto, la educación de los niños refugiados e inmigrantes irregulares toma una urgencia prioritaria. Si el conjunto de los gobiernos y la comunidad internacional no hacen de la educación de los niños desplazados una prioridad, será imposible que el mundo pueda cumplir el objetivo 4 de la propuesta de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, con la promesa de una educación de calidad para todos. Además, son cientos de miles los niños desplazadosde manera forzosa que no pueden asistir a la escuela simplemente porque deben trabajar para el sustento familiar, puesto que sus padres no pueden trabajar en el contexto de sus nuevos asentamientos.

Primero, detener los conflictos que generan los mayores y más graves desplazamientos. En 2015 tres países -Siria, Irak y Yemen- han sumado más de la mitad de todas las personas desplazadas internamente. De la misma manera, más de la mitad de los refugiados bajo el mandato de Acnur son originarios de Siria, Afganistán y Somalía.

Segundo, promover el desarrollo económico sostenible para que las poblaciones puedan vivir en seguridad y prosperidad en sus propias patrias. Todo niño, especialmente las niñas, deben contar con la atención de salud y educación que merecen. Se ha probado, en efecto, que la alfabetización de las niñas genera múltiples ciclos virtuosos, entre ellos, baja fertilidad, mejor salud y bienestar y mayor seguridad financiera. Los niños refugiados y desplazados forzosos deberán ser incluidos en los países que los hospedan en un mismo pie de igualdad que los nacionales. La comunidad internacional debe presionar a aquellos países, especialmente del Medio Oriente y del Sudeste Asiático, que no han ratificado la Convención de Refugiados, puesto que el trabajo esclavo infantil es, en muchas crisis, el factor más importante para excluir a los niños de las aulas.

Tercero, todos los organismos internacionales pertinentes deben comprometerse a revertir el cambio climático, una de las principales causas de desplazamientos por catástrofes.

De esta manera podremos ayudar a construir una sociedad, donde, dicho con palabras del papa Francisco “cada niño que nace y crece en cualquier parte del mundo, es un signo diagnóstico del estado de salud de nuestras familias, nuestras comunidades y nuestra nación. Este franco y honesto diagnóstico puede conducirnos a un nuevo estilo de vida donde nuestras relaciones ya no estarán más marcadas por conflicto, opresión y consumo, sino por fraternidad, perdón y amor”.

Battro es miembro de la Academia Nacional de Educación; Sánchez Sorondo, canciller de las Academias Pontificias de Ciencias y Ciencias Sociales, y Suárez Orozco, decano de la Escuela de Grado de Educación y Estudios de Información de la Universidad de California, Los Ángeles.

Leer noticia completa


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba