Situación de los refugiados del siglo XXI

/ En los medios

El Peruano /

No hay duda de que estamos viviendo una de las mayores crisis migratorias de la historia con la situación de los ciudadanos del Oriente Medio que escapan de sus propios hogares debido a los conflictos bélicos.

En el 60º Congreso de la Unión Internacional de Abogados, celebrado recientemente en Budapest, hemos pedido a todos los colegios de abogados estudiar la multitud de instrumentos normativos nacionales e internacionales que regulan los derechos y deberes de los refugiados y solicitantes de asilo, ante la necesidad de armonizarlos y actualizarlos teniendo presente la realidad. Por ejemplo, la definición de los refugiados de la Convención de Ginebra de 1951 cubre a las personas que huyen de las persecuciones, pero no a las que se ven obligadas a huir de su país por guerras o actos de violencia.

El consenso internacional las incluye, pero no tienen respaldo jurídico obligatorio, excepto en África y en países vinculados con la Declaración de Cartagena.

 ¿Podemos aceptar que el 90% de los hijos de refugiados, que nacen en los campamentos de determinados países, no están registrados en ninguna parte y no tengan existencia jurídica, contrariamente a lo que establecen los tratados internacionales?

Se trata de un trabajo de orden legal que debe partir de las normas de consenso de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados, el cual debe anticiparse, en lo posible, a la próxima crisis de los refugiados climáticos, que se está iniciando con los estragos de la naturaleza en varias latitudes del mundo.

Compete a los colegios de abogados y a las organizaciones profesionales especializadas actuar ante sus respectivas autoridades nacionales con el propósito de que se ratifiquen los convenios internacionales que todavía permanecen sin ratificar e impulsar la adopción de medidas nacionales necesarias en cada Estado para su implementación.

Los medios de comunicación de muchas naciones informan de los debates políticos en torno a las iniciativas legislativas relativas a los refugiados, y es triste constatar que en algunas naciones europeas se levantan voces opuestas a dichas iniciativas legislativas, particularmente las referidas a la posibilidad inminente de recibir a centenares o millares de refugiados de los países en crisis. De ahí la importancia del trabajo de profesionales y colegios de abogados, que den sus voces ilustradas para la redacción del estatuto de los actuales refugiados, siempre de acuerdo con los estándares internacionales.

En ese sentido, es muy importante para los refugiados el acceso al derecho y a la presencia de un abogado cuando llegan a otras naciones. ¿Podemos aceptar que el 90% de los hijos de refugiados, que nacen en los campamentos de determinados países, no están registrados en ninguna parte y no tengan existencia jurídica, contrariamente a lo que establecen los tratados internacionales?

Es urgente la presencia de abogados en el momento de acogida de los refugiados y en los puestos de información.

Leer noticia completa


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *