Saltear al contenido principal

Los vecinos de una isla, primeros refugiados climáticos de Estados Unidos

/ En los medios

El País /

A Wenceslaus Billiot, de 90 años, se le iluminan los ojos cuando habla de su infancia en la isla de Jean Charles, en el sureste de Luisiana en la que ha vivido toda su vida. Pero cuando se le pregunta por el futuro, pone cara de circunstancias y mira a su hija Betty, que vive con él y su esposa nonagenaria. A Betty, de 59 años, se le tuerce el gesto. “Prefiero no pensar en ello”, dice preocupada. “Sí. Me veo moviéndome un día, cuando ya no pueda tomar la carretera, cuando ya no pueda volver”.

La cincuentena de habitantes de esta diminuta isla, que mezclan herencia francesa con indígena, son los potenciales primeros refugiados climáticos de Estados Unidos. El agua ha engullido desde 1955 el 90% del territorio original de Jean Charles como consecuencia de la erosión de la costa por la intervención humana, el impacto de huracanes en el golfo de México y el aumento del nivel del mar fruto del calentamiento global. En todo Luisiana, han desaparecido unos 5.000 kilómetros cuadrados (el equivalente a la superficie de las Islas Baleares) en el último siglo.

Leer noticia completa


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba